Operación de “revestimiento” en los Alimentos Extrusados – Tendencias

 In NotiZoo

alimentacion-sana-mascotas-notizooAlgunas veces es alarmante constatar cómo la operación de “revestimiento o cobertura” de las galletas extrusadas es olvidada, a pesar de su importancia.

Sea en forma líquida y/o en polvo, la falta de exactitud de la aplicación de revestimiento afecta tres aspectos importantes en el segmento Pet Food: El COSTE del producto, la PALATABILIDAD, y la APARIENCIA.

El resultado es obvio: producto fuera de su franja de precio, y en el caso de que sea comprado, la falta de palatabilidad y la mala apariencia ciertamente impedirán una nueva compra.

No abordaremos aquí los casos de sub-dosificación intencional por motivo de costes de fórmula. Tampoco discutiremos sobre la importancia de la palatabilidad de un alimento destinado a perros y gatos; hablaremos sobre el dinero que se despoerdicia cuando ocurre la sub- o sobre dosificación por falta de buenos equipos y controles y, como consecuencia de ello, la dosificación no uniforme – aquella que provoca una producción de productos “manchados” y  de pésimo aspecto.

Seremos cuidados en no abordar como ejemplos algunos alimentos “Súper Premium”, en los cuales se incluye hasta el 15% o más de líquidos, usando el proceso de adición al vacío.

Hablemos de una adición “estable”, del orden de unos 5% (total) de aceite de pollo y palatabilizante hidrolizado, en un alimento de buena performance.

Esos ingredientes cuestan en promedio hoy día entre  US$ 4 hasta US$ 5 dólares por kg, y en el caso del aceite de pollo, son raras las veces en que observamos que llegue del procesador ya limpio, centrifugado y, a veces, hasta indebidamente tratado contra la oxidación.

Dependiendo de la composición macro de este alimento, el coste de esos líquidos destinados       al “recubrimiento” pueden alcanzar alrededor del 5% hasta el 7% del coste total de la fórmula – por lo tanto, no es un coste que deba ser considerado despreciable, fundamentalmente si esa operación no se realiza correctamente o está  mal controlada.

Infelizmente son comunes los casos de inventarios mensuales que acusan sorpresas – quiebras o ganancias – con respecto al Stock  de aceite de pollo o de hidrolizado.

Los problemas empiezan en la operación de recepción:

  • Falta de tratamiento adecuado con antioxidantes.
  • Ausencia de filtros adecuados que se ubican antes de la bomba para el almacenamiento, en el circuito hacia  los tanques y en el circuito hasta los picos inyectores.
  • Equipos de rociamiento inadecuados y picos inyectores que no funcionan.
  • Ausencia de medidores de flujo confiables.

Las antiguas soluciones la medición volumétrica y adición en tambores rotativos son todavía utilizadas. El resultado de la eficiencia de la aspersión y del control del volumen adicionado en este proceso continuo ciertamente no es lo mejor. En el caso de que sea utilizada la opción al vacío, el sistema de aplicación de líquidos por porciones utilizando mezclador de alta performance sobre células de carga, permite la inclusión de líquidos (en la orden correcta) en tasas mayores al 15% en peso.

  • Línea del Tiempo 1) Tambores rotativos y medición volumétrica
  • Línea del Tiempo 2) Utilización de roscados cortados, simple o doble, o canalón con palas y control de flujo por medidor mecánico/electrónico.
  • Línea del tiempo 3) Sistemas de adición dobles, con medidores de líquidos y/o control del flujo de extruidos por peso continuo, con un PLC actuando sobre el inversor de frecuencia de la bomba de líquidos.
  • Línea del tiempo 4) Sistema de balanzas de pesado del líquido y del material extrusado, y aplicación de los líquidos por sistema de batchs en un mezclador de alta performance sobre células de carga.

Como no daña el producto, genera excelente homogeneización y presenta una variación total de líquidos (y extruidos) de la orden del 1%, creemos que la tendencia es la utilización cada vez mayor de ese sistema en los próximos años.

¡Éxitos!

Autor: Fernando raizer

Recommended Posts